• Portada
  • Nacional
  • Política
  • Economía
  • República
  • Internacional
  • Deportes
  • Cultura
  • Tecnología
  • Opinión
  • Por Salvador Flores Llamas

    Opinión

    Anaya ganó otro debate

    Anaya ganó otro debate


    Acento


    Por: Salvador Flores Llamas


    Mayo 10, 2018 21:05 hrs.

    Nacional › México › Ciudad de México

    Política

    El candidato presidencial Ricardo Anaya ganó un segundo debate, al responder el bombardeo intenso de preguntas a que lo sometieron los reporteros del programa Tercer Grado de Televisa, en el que estuvieron vivos e incisivos, lo que no ocurrió ante los otros dos candidatos, el Peje y Meade.

    Anaya contestó todas las inquisiciones y con lujo de detalles, aunque a veces los reporteros lo interrumpían; al contrario de lo que pasó con los otros dos, que no los dejaban ni preguntarles y siempre llevaron la voz cantante y sonante.

    Denis Merkel le inquirió y con insistencia qué haría Ricardo si perdía la elección; repuso que él hace el mayor esfuerzo por ganar y lo logrará, porque tiene las mejores propuestas y busca darle a México el cambio que reclama: un gobierno eficaz y honesto que resuelva y no rehuya los problemas.

    No dejó pregunta sin contestar; vimos a Raymundo Rivapalacio despabilado de la modorra que mostró ante el Peje y J. Antonio. Recalcó preguntas para ver si el entrevistado caía en error, igual que sus colegas, que lo interrumpieron con singular denuedo.

    Loret de Mola le lanzó dos baterías de preguntas que debía responder simplemente con sí o no, Lo que ni esperanzas que hiciera a Andrés y J. Antonio, pues ahora despertaron los reporteros, que más parecían inquisidores.

    Ante panorama tan distinto cabe preguntar si fue orden de la empresa para quedar bien con Andrés y J. Antonio, o fue decisión de los reporteros, que parecieron motivados artificialmente para no importunar a Meade y hacer cera y pabilo de Ricardo.

    López Dóriga le dijo que reprocha al Peje que se rodea de corruptos ejecutoriados y a Meade que no se desligue de priistas corruptos, como Romero Deschamps; pero él ha aceptado como candidato del Frente a alcalde de San Luis Potosí a un Gallardo, ex reo por crímenes y con fama desbordada de corrupto.

    Ricardo repuso que Gallardo es candidato del PRD, y conforme a las bases de la coalición, él respeta esa decisión, de exclusiva competencia del Sol Azteca.

    Joaquín insistió en que Ricardo reprochó en el debate que El Peje dice en su libro-programa de gobierno que Alfonso Romo es corrupto, y éste le reviró que es falso, que le demuestre dónde asienta eso Andrés; si lo hace, él está dispuesto a renunciar; pero si no, que renuncie Anaya.

    Este replicó que no quiere distraerse en contestar más que a los candidatos presidenciales; pero, por excepción le recordó a Romo que Andrés dice que el Fobaproa es el peor robo que se ha cometido contra México, y en él se menciona que Romo resultó favorecido con el remate de una empresa de 500 millones de dólares en 100. O sea, obtuvo un regalo de 400 millones de dólares del Fobaproa.

    René Delgado, el más centrado, preguntó si podía adelantar siquiera un nombre de los miembros de su gabinete; Anaya repuso que aún no piensa en eso, porque está empeñado en hacer la mejor campaña.

    Ante la insistencia de que si Mancera sería el secretario de Gobernación, apuntó que los acuerdos de la coalición del Frente establecen que ese puesto corresponderá al partido que logre la segunda mejor votación, y aunque a él Mancera le parece bien, será decisión del Sol Azteca.

    Leo Zukerman le inquirió por qué cuando fue diputado federal respaldó al presidente Peña Nieto, y ahora ha dicho que lo meterá a la cárcel.

    Anaya repuso que cuando fue presidente de la Cámara de Diputados, le correspondía ser presidente del Congreso y, como tal debía hablar en nombre de la pluralidad de los legisladores, no como panista; por eso lo apoyó.

    Hoy se pronuncia por un fiscal anticorrupción, nombrado libremente por el Senado (no por el presidente, como quiere el Peje) y si se denuncia a Peña Nieto, que se le aplique la ley; no la amnistía, como Andrés que asienta que él perdonará a todos los que roben al erario hasta el 30 de junio, y sólo procesará a quienes lo hagan del 1 de julio en adelante.

    ¡Viva el Año de Hidalgo!

    Ya como líder del PAN, Ricardo estuvo contra la Reforma Fiscal por el injusto e inequitativo aumento del IVA que decretó para los estados de la frontera norte.

    Le arguyeron si él no responde una cosa hoy y otra mañana para resolver tal o cual problema nacional. Adujo que eso lo hace Andrés Manuel; pero él apoya lo que establece el programa que trazaron, tras arduas reuniones, los dirigentes de por México al Frente para resolver los problemas del país.

    En fin, sin en los dos anteriores programas de Tercer Grado a Andrés y Meade los dejaron ir vivos; ahora Ricardo se les fue vivo muy a su pesar, porque hicieron cuanto pudieron para ponerle piedritas y hacerlo resbalar. Pero no lo lograron.

    Esta no es una elección más, está en juego el futuro de México; no es la pugna entre dos candidatos, sino entre dos proyectos de país, uno que lo proyectará al futuro; el otro que lo llevará al fracaso. Recalcó Anaya para concluir.

    llamascallao@hotmail.com

    @chavafloresll

    Comparte

    Escríbe al autor

    Escribe un comentario directo al autor