• Portada
  • Nacional
  • Política
  • Economía
  • República
  • Internacional
  • Deportes
  • Cultura
  • Tecnología
  • Opinión
  • Por Jesús Yáñez Orozco

    Opinión

    Antídoto contra medias neofascistas de la NFL

    Antídoto contra medias neofascistas de la NFL


    BALÓN CUADRADO


    Por: Jesús Yáñez Orozco


    Mayo 29, 2018 17:05 hrs.

    Nacional › México › Ciudad de México

    Deportes

    Pese a una aprobación unánime a las políticas de la NFL, bajo la que los jugadores deben estar de pie –si se encuentran en el terreno de juego durante el himno nacional–, ya hubo un antídoto contra esa medida deportiva neofascista: El propietario de los New York Jets, Christopher Johnson, advirtió que no desanimará a los jugadores en la iniciativa de arrodillarse –aún si esto resulta en una multa por parte de la NFL– como una forma de rebeldía contra el racismo. Anuncio que, de paso, se convirtió en balde de agua fría para el presidente Donald Trump.

    ’Como lo he hecho en el pasado, apoyaré a nuestros jugadores donde sea que estemos como equipo’, dijo Johnson en una declaración. E intentará reunirse con el coach Todd Bowles y los jugadores, para discutir la decisión de la liga.

    ’Nuestro enfoque no está en imponer reglas del club, multas o restricciones’, retó.

    Los dueños de equipos de la NFL aprobaron un nuevo reglamento que buscar aplacar el furor provocado por las protestas al entonarse el himno nacional, al permitir a los jugadores permanecer en el camerino durante la ceremonia pero con la obligación de ponerse de pie si salen a la cancha.

    En una señal de que los jugadores no fueron consultados, toda violación a la regla desembocará en multas al equipo, no a los jugadores. La Asociación de Jugadores de la NFL había advertido que se opondría a cualquier elemento del nuevo reglamento que fuera en contra del contrato colectivo de trabajo.

    Los dueños dedicaron varias horas al polémico asunto, que captó la atención en la misma Casa Blanca.

    ’Creo que es bueno’, dijo el presidente Donald Trump en la entrevista grabada el miércoles, en referencia al anuncio de la NFL.

    ’No creo que deberían quedarse en el vestuario, pero aun así creo que es bueno. Uno debe permanecer de pie, orgulloso, cuando se entona el himno nacional. O no debería estar allí jugando. Quizás no debería estar en el país’.

    En septiembre pasado Trump exhortó a los propietarios de los equipos a despedir a los jugadores que siguieran el ejemplo de Colin Kaepernick de los 49ers de San Francisco, de arrodillarse durante el himno.

    En un mitin, Trump incluso se refirió a Colin, llamándolo ’hijo de puta’, que debería ser despedido.

    Los comentarios del presidente desataron un debate nacional sobre el patriotismo y los símbolos patrios y la validez de la protesta pacífica.

    Según Trump, la NFL dictó la prohibición de hincar la rodilla en el piso porque ’el pueblo’ se lo exigía.

    ’Yo empecé el debate y creo que el pueblo lo impulsó’, se ufanó el mandatario.

    Agregó que ’lo ideal hubiera sido que se encargaran de ello cuando comenzó todo ese debate. Pero si lo hicieron, hicieron lo correcto’.

    Kaepernick, exquarterback de los 49ers de San Francisco, empezó a arrodillarse durante el himno en 2016, una silenciosa pero poderosa protesta contra la brutalidad policial y la inequidad racial contra afrodescendientes en el sistema judicial.

    Jugadores de otros equipos se sumaron a la causa, incluso de otros deportes.

    La temporada pasada, los jugadores de Jets optaron por estar de pie, con brazos entrelazados, durante el himno.

    De acuerdo con la revisión de la política, la liga tiene poder para multar a un equipo si su personal no se pone de pie durante el himno. Los jugadores tienen la opción de permanecer en el vestidor.

    Johnson, presente en la reunión de dueños en Atlanta, el miércoles. dijo a Newsday:

    ’Si el equipo recibe una multa, es algo que tendré que manejar’.

    Los comentarios de Johnson podrían percibirse como una fractura en la unidad entre dueños.

    Desde que asumió el control del equipo, el verano pasado, cuando el dueño y hermano mayor Woody Johnson se convirtió en embajador en Reino Unido del presidente Donald Trump, Johnson ha hablado abiertamente de su apoyo a los jugadores.

    Incluso, provocó titulares en la reunión de dueños celebrada en marzo, diciéndole a los reporteros que: ’Tratar de forzar a los jugadores a callarse era una idea fantásticamente mala’.

    Los Jets no tuvieron jugadores que optaran por arrodillarse la temporada pasada. En todos los juegos, estuvieron de pie, uno al lado del otro, con los brazos entrelazados durante el himno. Johnson se unió a ellos en la diagonal, parado con los jugadores y coaches.

    Johnson puntualizó:

    ’Continuaremos trabajando de cerca con nuestros jugadores para construir en temas de justicia social que son importantes para nosotros. Sigo profundamente orgulloso por la forma en la que demostramos unidad la temporada pasada, así como el compromiso de nuestros jugadores para fortalecer a nuestras comunidades’.

    El dueño de Jets dijo a Newsday que él ha ’peleado seriamente’ con la nueva política sobre el himno de la liga y agregó:

    ’Ustedes saben mi posición con respecto al himno y tienen que entender que el plan que se concretó, resultado del trabajo serio que se hizo en las reuniones, era bastante menos oneroso que el que me fue presentado la semana pasada. Al final, siento que debía apoyarlo desde el punto de vista de mi calidad de dueño’.

    Advirtió que la nueva política ’será dura para los jugadores’, aún si son multados.

    Johnson no cree que sea un impedimento en el progreso que la Unión de Jugadores ha logrado con respecto a los temas de justicia social y la legislación.

    Comparte

    Escríbe al autor

    Escribe un comentario directo al autor