• Portada
  • Nacional
  • Política
  • Economía
  • República
  • Internacional
  • Deportes
  • Cultura
  • Tecnología
  • Opinión
  • Por Gustavo Cortés Campa

    Opinión

    Compuerta

    Compuerta


    La política


    Por: Gustavo Cortés Campa


    Diciembre 06, 2018 20:12 hrs.

    Nacional › México › Ciudad de México

    Política


    Ni Juárez ni Cárdenas: ¡El Alazán Tostado!
    Fiscal Carnal: Si para AMLO ¡Es correcto!
    Sedena y Marina, gendarmes a Perpetuidad

    Si Madero triunfaba, no volvería
    a haber en la nación pobres, ni
    enfermos, ni feos, ni muertos, ni
    viejos, ni melancólicos, ni humanos
    sin disfrutar de dicha infinita. Jamás
    se había visto una propaganda más
    estúpida acogida con mayor frenesí
    … al sentirse divinizado, Madero no
    dudó en ser más popular que la
    Virgen de Guadalupe…
    Francisco Bulnes

    GUSTAVO CORTÉS CAMPA
    ’Son muy pocos problemas para un hombre de carácter’, solía decir, acariciando el martillo de su Colt 45 automática (la favorita de los revolucionarios), Gonzalo N. Santos, El Alazán Tostado, cuando topaba con algún obstáculo legal, constitucional, económico y/o político.
    Sin citarlo explícitamente –y quizá sin conocerlo- al que fuera el Califa de San Luis Potosí (como le motejaba Ruiz Cortines), el presidente electo Andrés Manuel López Obrador ha estado actuando, los primeros días de noviembre, con el modelo que diseñó para sí mismo el folclórico político que no se tomaba el trabajo de rellenar urnas con votos falsos, sino que ’tomaba’ casillas en día de elecciones con pavorosa metralleta Thompson en ristre y cuando ’dejamos a los almazanistas bien surtidos de plomo’, realizaba la necesaria corrección de la voluntad popular.
    Claro que AMLO no toma casillas ni rellena urnas, pero hace consultas con resultado anunciado por anticipado, en el momento mismo de anunciar esa consulta.
    Pero también otros detallitos, plenos de folclorismo que se vivió entre las décadas de los 30 a los 80 del siglo pasado.
    En enero de este año, un ’particular’ interpuso el amparo contra la Ley de Seguridad Interior impulsada por el presidente Enrique Peña Nieto, para finalmente satisfacer la reiterada demanda de las fuerzas armadas para disponer de un marco jurídico mínimo en su actuación en el combate a la delincuencia organizada y no enfrentar por eso juicios severos, tanto por el aparato judicial como por el tribunal terrible de la opinión pública, tripulado éste por los Comités de Salud Pública de las redes sociales.
    En suma, los militares suplicaban: ’Señor Presidente: No me mande a violar la Ley y la Constitución si después me van a aplicar la Ley y la Constitución’.
    La Suprema Corte de Justicia aprobó por nueve a uno, declarar inconstitucional la Ley de Seguridad Interior, con la tesis de fondo –y en estos precisos momentos, de mucho, muchísimo fondo- de que ’el Congreso carece de facultades para legislar en materia de seguridad’. (¡Sopas!)
    Pero un ministro fue mucho más allá, al argumentar que una legislación que permite a las fuerzas armadas intervenir en asuntos policiales, sólo hace permanente el vicio administrativo de eludir la preparación de cuerpos policíacos competentes y pundonorosos.
    Se trata del amparo 124/2018, recibido por el juez octavo de distrito, Silva García, y fue demandado por un particular, anónimo hasta el momento, pero en general se da por descontado que en su formulación participaron abogados militantes o por lo menos simpatizantes en la causa de Andrés Manuel López Obrador.
    PERO… ¿QUÉ CREEN? ¡EJÉRCITO SE QUEDA! ¡ES INDISPENSABLE!
    El mismo día 14 de noviembre por la tarde, el presidente electo Andrés Manuel López Obrador, después de varias posposiciones, hizo el anuncio oficial del Plan Nacional de Paz Seguridad, donde reincorpora –después de haberla desechado por lo menos en dos ocasiones anteriores- el concepto de ’Guardia Nacional’ pero, curiosamente, encabezada por el Ejército y Marina, porque en el planteamiento original de hace más de cuatro meses establecía ’la modificación del Ejército y Marina’ de tal manera que esos cuerpos militares perderían su esencia. Se hablaba entonces de la ’desaparición del Ejército’.
    Recién anunciado –que no nombrado aún- como titular de una futura Secretaría de Seguridad, Alfonso Durazo Montaño llegó a sostener que ’la Guardia Nacional’ era ya una idea desechada, ’por lo complicado que se presenta su constitución’.
    Pero el dos de octubre pasado, en la Plaza de las Tres Culturas de Tlatelolco, en conmemoración de los trágicos sucesos de 1968, el presidente electo sorprendió a todos cuando anunció la ’Guardia Civil’ (ya no ’nacional’) a la que se asimilarían Ejército y Marina, junto con la Policía Federal, que sería, dijo, una especie de ’cabeza’ de la corporación.
    Subrayó AMLO ese día que ’se combatirá la inseguridad sin uso de la fuerza (siiic). Todo eso, pues, dentro del esquema general que grupos de la ’sociedad civil’ afiliados a la campaña de López Obrador, que han combatido con denuedo la política de combate al crimen organizado iniciado por el presidente Felipe Calderón y continuado por Enrique Peña Nieto.
    Y, precisamente, los que se lanzaron fuerte contra la Ley de Seguridad Interior, con la que Peña Nieto atendió, después de titubeos y aplazamientos, las peticiones de los mandos militares de tener cobertura jurídica en las acciones que en los hechos realizaban desde 2006.
    No deja de percibirse una gran ironía que la Suprema Corte haya dicho la última palabra al rechazar esa Ley y dar la razón a los simpatizantes de AMLO, y que éste, ese mismo día, haya dado a conocer un Plan donde la participación del Ejército y la Marina no sólo se mantiene, sino que se incrementa.
    Y LAS ONG’s SE LANZAN CONTRA AMLO
    En minutos, en las redes sociales surgieron virulentas críticas a ese Plan, pero ahora no fueron los detractores del triunfador en las elecciones sino, precisa y paradójicamente, de parte de quienes fueron simpatizantes y en muchos casos, participantes activos a favor de la candidatura de AMLO.
    Y el futuro secretario de Seguridad, Alfonso Durazo, hizo una defensa de la iniciativa: ’Hay Guardias Nacionales en otros países que tienen diseño militar. En el caso de España, es la Guardia Civil Española, con formación militar; la Guardia Civil francesa (en realidad, la gendarmerie, que quiso copiar Peña Nieto infructuosamente), en Chile, los carabineros, lo mismo en Italia, y nadie habla de militarización’.
    Por su parte, el colectivo ’Seguridad sin guerra’ consideró que la Guardia Nacional de AMLO ’es un fraude a la sociedad que confió en la elección de julio, (que el futuro gobierno) podía adoptar una política pública de seguridad diferente y una seguridad sin guerra’.
    El subdirector del Centro de Derechos Humanos ’Miguel Agustín Pro Juárez’, Santiago Aguirre Espinosa, manifestó su preocupación por el Plan ’porque profundiza la militarización de la seguridad pública’.
    Al presentar el Plan, se le indicó a López Obrador que ’es violatorio de la Constitución’. Y replicó: ’Vamos a cambiar la Constitución’.
    Decía pues el Alazán Tostado, en los tiempos de gloria del priismo: ’Son muy pocos problemas para un hombre de carácter’. Y quien será nuestro presidente a partir del primero de diciembre, definitivamente es un hombre de carácter.
    UN NUEVO CONCEPTO DE FISCAL CARNAL
    En la pasada legislatura, una iniciativa para cambiar el nombre a la Procuraduría General de la República y el procedimiento para nombrar al titular (ya no Procurador, sino Fiscal), desató una furiosa polémica entre legisladores priistas y aliados, contra panistas, perredistas, pero principalmente morenistas, que ya sentían el triunfo electoral en sus manos.
    Y se diseñó una figura, fiscal carnal, para definir, por cierto con mucho tino, al funcionario potencialmente ligado estrechamente con el presidente Peña Nieto, que duraría en el encargo nueve años, con lo que el presidente saliente ’tendría sólida protección jurídica’.
    El argumento, en rigor, tenía mucho peso: si se trataba de cambiar el estado de cosas en la procuración de justicia, no sería posible dejar carta blanca al presidente para elegir al fiscal a su entero gusto y conveniencia.
    La iniciativa quedó congelada, llegaron las elecciones, ganó AMLO con abrumadora mayoría y Morena utilizó la mayoría absoluta en las cámaras para promulgar una nueva Ley de Procuración de Justicia donde el futuro presidente, Andrés Manuel López Obrador, tendrá… carta blanca para nombrar al futuro Fiscal General. Tendrá un fiscal carnal... a su gusto y conveniencia.
    Julio Hernández López es un columnista de La Jornada que ha militado, por lo menos desde 2004, en la causa de AMLO. Ha estado convencido de que ’hubo fraude’ en contra del ahora triunfador, en 2006 y 2012.
    Pero no es un seguidor de tipo de ’los guardias rojos de las redes sociales’. Se trata de una coincidencia en ideas políticas, con ligeras diferencias entre el periodista y el político.
    Por eso, en su momento, Hernández López criticó la alianza con el PES, la asimilación de gente como Manuel Bartlett y ’Napito’ Gómez Urrutia al equipo.
    Y el jueves 15 de noviembre escribió en su columna que ’no habrá Fiscal General con sana distancia respecto al poder presidencial’. Destacó el tono del ’informe’ rendido por el coordinador de la bancada morenista en San Lázaro, Mario Delgado, al decir que ’sus diputados hemos trabajado hasta la madrugada para entregarle los cambios legales suficientes en materia administrativa para avanzar en la Cuarta Transformación’.
    Y que, añade, la ley aprobada ’deposita en las manos del presidente Andrés Manuel López Obrador la designación de Fiscal General. Será Fiscal Carnal’.
    PORFIRIO: LO QUE VA DE 1997 A 2018
    En suma: En manos de Peña Nieto era un crimen. En manos de AMLO es ’una adecuada reforma para avanzar…’
    Como se ve, las ONG’s preocupadas por los derechos humanos llegaron por lana y salieron trasquilados.
    Y los diputados de Morena –más los aliados- revivieron de forma cruda la abyección del Congreso, cosa que se había eliminado en 1997, con la LVII Legislatura, cuando una tetracoalición opositora ganó mayoría… y Porfirio Muñoz Ledo como presidente de la directiva.
    Ahora es de nuevo presidente de la directiva… pero con el estilo de… la abyección legislativa.

    Comparte

    Escríbe al autor

    Escribe un comentario directo al autor